Gatos angora

El gato angora turco es una de las razas más antiguas en la historia de la humanidad. Sinónimo de porte, elegancia y estilo, el Angora Turco es una de las razas actualmente más cotizadas del mundo. Muy frecuentemente se comete un error al mencionar a cualquier gato de pelo largo como gato «angora», sin que realmente lo sea.

Origen del gato angora

El angora turco proviene de Ankara, Turquía (de hecho, de ahí proviene su nombre). Es una de las razas naturales más antiguas, aunque no se sabe a ciencia cierta desde qué época data su existencia. Se trata de una raza de gatos muy poco común, que dentro de la cultura turca es considerada como un tesoro nacional, ya que en los países árabes los gatos blancos son vistos como un símbolo de pureza y muy apreciados por ello.

La importación del Angora Turco por Asia Menor comenzó entre los siglos IX y XI, cuando fueron los mercaderes y viajeros quienes los comenzaron a introducir a esas áreas. Además, en el siglo X los vikingos ya llevaron especies de gatos angoras a sus tierras, siendo de ésta forma, el antepasado lejano y directo del gato Bosque de Noruega. Se registran existencias de gatos angora desde el siglo XV y a Occidente este gato fue importado en el siglo XVI, de la mano de Pietro Della Valle, explorador y aristócrata italiano quien después de sus múltiples viajes por Asia llevó algunos ejemplares a sus tierras.

Fue el francés Nicholas-Claude Fabri, discípulo de Galileo quien se convirtió en el primer criador de gatos angoras turcos en la historia. Durante los siglos XVII y XVIII, se convirtieron en una raza muy popular y solicitada por la realeza y la aristocracia. Sin embargo, con el paso del tiempo hubo una práctica de cruzas indiscriminadas entre este y otras razas de gatos. Esto, sumado a las Guerras Mundiales y la prohibición del Gobierno Turco para sacar angoras al exterior, hizo que el Angora Turco estuviese a punto de desaparecer.

No fue sino hasta la década de los 60, cuando el matrimonio Grant decidió importar una pareja de angoras turcos a los Estados Unidos. Ya en la década de los 70 se reconoció finalmente a la raza de Angoras Turcos por la CFA. Se creó la Turkish Angora Society y se pudo recuperar de a poco en Europa, al ingresar ejemplares a Suecia e Inglaterra.

Característacas físicas del angora turco

Los gatos Angora Turco poseen un porte muy sofisticado y atractivo. Pesan entre 3 a 4,5 kilos y su contextura es mediana, musculosa, de huesos flexibles y muy atléticos. Tiene un cuerpo muy alargado, al igual que sus patas, que también son muy finas. Las patas posteriores son más largas que las delanteras, mientras que sus pies son ovalados, pequeños y robustos.

Su pelaje es semilargo y sedoso, sin pelusas de lana y con ondulaciones en la parte inferior de su cuerpo. A pesar de que el color predominante es el blanco, está disponible en casi todos los colores: ámbar, dorado, etc. La cola es larga, proporcional al cuerpo, de base ancha, con la punta fina y también muy peluda.

Su cabeza es pequeña en relación con el cuerpo, ancha y angular, con una frente pequeña. Su nariz es mediana, recta y con un perfil cóncavo. Su hocico es mediano, redondo y con los dientes muy afilados, con unas mandíbulas pequeñas y unos pómulos bajos. Sus ojos son grandes, redondos y almendrados. Existen gatos angora disponibles en todos los colores, incluso de tonos dispares (por ejemplo, un ojo azul y uno pardo), dependiendo del color de la capa del pelaje y su genética. Sus bigotes y sus cejas son de una longitud regular.

Personalidad de los gatos angora y otros datos

El gato Angora posee un temple muy equilibrado y suele ser muy tranquilo, así como también muy sociable. Es muy cariñoso y sensible, al punto de que puede tener una necesidad casi exagerada de que lo mimen y lo acaricien. Además, gusta de pasar grandes cantidades de tiempo junto a su humano favorito del hogar. También posee una inteligencia muy aguda, así como una gran necesidad de estar activo y jugando constantemente, por lo que es vital que se le esté constantemente estimulando, ya sea con trucos, juegos o juguetes y sería muy recomendable que tuviese a su lado un compañero de juegos (esto les gusta a todos los mininos independientemente de cuál sea su raza). Les gustan mucho las pelotas y jugar a devolvérselas a su humano, como si se tratara de un perro.

A diferencia de otras razas de gatos, que suelen ser más reticentes a la hora de adaptarse a ciertos cambios en sus rutinas, el Angora Turco posee grandes habilidades para manejar esta adaptación, por lo que los viajes y mudanzas no suelen ser grandes problemas para ellos, así como tampoco les molestará vivir en un apartamento, ya que por esto mismo pueden vivir perfectamente tanto en interiores como en exteriores. También suelen tener cierta fascinación por el agua, gustan mucho de nadar, chapotear o simplemente mirarla ya sea en el lavamanos, la bañera o en alguna piscina.

Los angoras también suelen ser muy comunicativos, y a pesar de que maúllan muy seguido, el ruido que emiten suele ser muy agradable y no chillón, a excepción de que se haga algo que al gato no le parezca. Son hábiles trepadores, y les encanta escalar por los lugares altos de la casa. Suele tener un carácter muy fuerte y no soportará fácilmente un desprecio o un gesto de indiferencia, por lo que es muy importante explicarle con cariños y palabras porqué suceden las cosas.

Los gatos Angoras Turcos no necesitan de un cuidado muy complejo, sólo cepillados semanales a su cabello para evitar su apelmazamiento y que comience a generar bolas de pelo dentro de su organismo. En las épocas de muda especialmente esta raza suele liberar grandes cantidades de pelo, por lo que es recomendable que en este tiempo se realicen cepillados diarios. En cuanto a la alimentación, este gato tiene tendencias a engordar, especialmente si no goza de una gran actividad, por lo que es muy importante regular su comida y ofrecerle una dieta rica en vitaminas y proteínas que mantengan su estética y balanceen su organismo.

A pesar que el Angora Turco posee una buena salud a grandes rasgos, existen algunas enfermedades que como raza serán más propensos a padecer, como la sordera congénita, tricobezoares, la cardiopatía hipertrófica y la Ataxia genética.

Gato angora turco

facebooktwitter

© 2016 - GATOS ANGORA.COM - Online desde el 24-10-2016 - LOGOS